¿Que es Gafasvan?

Es una óptica en un pueblo de 1500 habitantes que se mueve por otros pueblos de la Tierra de campos, pero sobre todo es un proyecto de vida para mi familia y para mi. Creo que hay mucho futuro en el medio rural y quiero devolver parte de lo que la gente de mi entorno me ha dado. Siempre he estado muy unido a mi pueblo. Soy una persona sencilla, me conformo con un patio, salir pronto de trabajar para dar un paseo con mi hija y mi mujer, parar a beber una caña con los amigos de toda la vida, salir con la bicicleta… Esto es complicado de hacer si tienes largas jornadas de trabajo y luego un rato mas de desplazamiento.

la idea

La idea nace, como otros muchos proyectos, de un comentario. A mi abuelo, que ahora tiene 90 años, le gusta jugar a las cartas con los amigos por la tarde, el que pierde paga el café. Mi abuelo pagaba ya bastantes veces porque veía mal las cartas. Un día mi madre escribió en el grupo de WhatsApp de la familia que “hay que llevar a abuelo a cambiarse de gafas”. Por suerte somos una familia amplia y dispuesta. Al día siguiente mi abuelo tenía gafas nuevas y ya paga menos veces el café, pero me hizo pensar cuanta gente puede estar en una situación similar. Mi abuelo ya no puede conducir por sí mismo, el transporte público ya no es una opción para él, además hay cada vez menos frecuencias en el medio rural. Mi pueblo está a 1 hora de coche de la capital. El 98% de las personas mayores de 65 años necesita gafas, es decir, mucha gente necesita gafas y no tiene las facilidades para conseguirlas. En muchos casos pensamos que ésta es una necesidad básica resuelta pero no es así para todos. Algo similar pasa con los niños. El 30% del fracaso escolar está asociado a problemas en la visión. Los niños tampoco pueden desplazarse por ellos mismos y los padres no siempre pueden llevarles a la óptica en una edad en la que aún se pueden corregir defectos.

un negocio en el medio rural

Habitualmente, a la hora de hablar del mundo rural, sólo se enumeran los problemas. Pero desde mi punto de vista, montar un negocio en el medio rural solo tiene ventajas. Como inconveniente: la legislación / normativa actual sigue siendo muy poco flexible. Debería adaptarse a las particularidades de cada territorio. En Castilla y León viven 1 de cada 20 personas que viven en España pero 1 de cada 4 pueblos de España están aquí: mucha gente en núcleos muy pequeños. En un futuro no muy lejano habrá que o bien cambiar la normativa o bien adaptarla para que los servicios, ya sean públicos o privados, se den de manera móvil, itinerante, rodante… como se quiera llamar. Si el problema no puede acercarse a la solución, tendrá que ser la solución la que se acerce al problema

Pero por lo demás, solo hay ventajas. ¿Es que hay poca gente?. En España hay una óptica por cada 5.200 habitantes; Gafasvan tiene 7,000 habitantes solo con los 5 pueblos con los que voy a empezar. ¿Es que hay que hacer muchos papeles en la capital?. Ahora puedes hacer todos los trámites por internet: Licencias, financiación, subvenciones… El porcentaje subvencionable es mayor si el negocio está en el medio rural, en marketing casi no he gastado nada (una cuenta de facebook y una página web muy básica) y mis vecinos llevan semanas preguntándome cuándo podrán cambiarse las gafas, hasta me han llamado de otros pueblos preguntándome si voy a ir al suyo. Por contra, si quieres abrir un negocio en una ciudad necesitas darte a conocer, marketing físico y digital… Hay ayudas para alquileres o reformas de viviendas en los pueblos, tardo 5 minutos al trabajo, 2 si voy en bicicleta…

Está bien ser inconformista, protestar y reivindicar pero ¿hasta cuando vamos a seguir culpando a los demás? ¿cuánto hace que se instauró el régimen de las autonomías y en el medio rural no se ha dejado de perder población? Tenemos que ser nosotros, los habitantes del medio rural, los que atajemos el problema.

La tierra de campos

La Tierra de Campos es Castilla. Es agricultura, ganadería… pero también otros muchos proyectos profesionales y de vida. Gente que lucha en una tierra muchas veces olvidada.

La Tierra de Campos son enormes extensiones de cultivos, palomares, plazas castellanas donde se hacen mercados tradicionales, soportales y balcones. Es vivir en una casa con patio.

Pero también son muchos pequeños pueblos llenos de historias. Una comunidad donde todos conocen los problemas de los otros y donde se ofrece desinteresadamente el recurso más valioso para ayudar a sus paisanos: el tiempo.

sobre mi

Daniel Paniagua, nací en Mayorga (Valladolid), en plena Tierra de Campos. He vivido durante los últimos 5 años en Lima, Perú, ejerciendo como country manager de Ambuiberica, multinacional del servicio sanitario. Allí pude comprobar la importancia de las relaciones entre personas. El sentimiento de comunidad y de protección entre los miembros que se da en los pueblos pequeños es un valor del que se carece en las grandes ciudades. Eso es lo que pretendo fomentar.

Caption title

villafafilanuevo

"He gastado mucho dinero por el mundo. Visité las montañas y los océanos. Pero no tuve tiempo de apreciar una pequeña gota de rocío temblando sobre la hierba a dos pasos de mi casa" R. Tagore